Monvínic Store Blog - Colombera & Garella

Por Delia Garcia

CASCINA COTTIGNANO
ALTO PIAMONTE

Todo empezó en 1992 cuando Carlo Colombera compró Cascina Cottignano en el pueblo de Masserano. Era una pequeña finca con dos hectáreas de buen viñedo que motivaron a Carlo a empezar a cultivar cepas y a elaborar vino. En el año 2010 el enólogo Cristiano Garella, quien, pese a su juventud, tenía ya una con importante experiencia en vitivinicultura en la región, se asoció con su amigo Giacomo Colombera, hijo de Carlo, quien había estado estudiando enología en Alba, y los tres iniciaron este pequeño proyecto al que llamaron Colombera & Garella.  Ya desde la primera añada 2010 sus vinos se han convertido en una referencia de calidad del Alto Piamonte, territorio situado en las montañas a los pies de los Alpes en la zona norte de Langhe, región de las provincias de Novara y Vercelli, al norte de la zona piamontesa más clásica y famosa de Barolo y Barbaresco.

Este territorio tiene una larga trayectoria como una de las regiones tradicionales más importantes para la producción de vinos tintos de calidad, aunque durante años ha vivido una especie de abandono en cuanto a reconocimiento internacional. Cristiano Garella se formó en esta zona y dirigió durante tiempo la Tenute Sella, una de las bodegas más importantes del Alto Piamonte. Hoy en día, además de su dedicación a este proyecto Colombera & Garella, sigue siendo asesor de varias bodegas, un trabajo exhaustivo que le permite obtener un gran conocimiento de las características de las diferentes zonas de producción y colaborar en la revitalización de esta región histórica influenciando a los viticultores y a las bodegas para que aprecien la calidad de ese singular terroir para la producción de grandes vinos tintos.

La clave de esta calidad está en diversos factores; en su latitud, en su altitud sobre los 400 metros y, sobre todo, en sus suelos, que son de origen volcánico, muy antiguos, un tipo de suelo con un PH muy bajo cerca de 4. Son por tanto suelos muy ácidos, bastante diferentes a los suelos más básicos de la parte clásica al sur de la Langhe, además generalmente tienen con un alto contenido en hierro. Todos estos componentes generan vinos tintos con menos alcohol que en la parte sur, muy perfumados y con una singular y profunda mineralidad de tipo ferrosa que se convierte en la estructura principal de los vinos, creando así vinos de un carácter rotundo, energético, tenso y vertical, un tipo de mineralidad vetebradora  que define estos vinos, incluso por encima de las características más varietales que aparecen más intensamente en la zona sur, como son la marcada tanicidad y la alta acidez. 

El Alto Piamonte es una región vitivinícola con muchas denominaciones de origen, las más conocidas son Bramaterra, Lessona y Gattinara. Allí la variedad Nebbiolo, conocida como Spanna, aparece como variedad principal tradicionalmente acompañada en pequeñas dosis, entre el 5 y 30% por las variedades también locales Croatina, que aporta fruta oscura e intensa, y Vespolina, que aporta una fruta más vivaz y especiada. Cristiano y Giacomo cultivan 9 hectáreas de viñedos en total, situados en las colina de Biella que corresponden a tres DOC diferentes: Bramaterra, Lessona y la más genérica Coste della Sesia. La mayoría de sus viñedos se encuentran principalmente en la denominación Bramaterra, una zona con estos suelos volcánicos específicamente de rocas de color marrón rojizo compuestas de cristales de arena porfídica, unos suelos singulares que generan vinos con una estructura más musculosa y rotunda que los suelos de las otras DOC en la que cultivan, Lessona y Coste delle Sessia, donde los suelos están compuestos en superficie por arenas de origen marino de color amarillo ocre, un tipo de suelo que genera vinos algo más delicados, perfumados y alargados. 

La agricultura de sus viñas conducidas en Guyot, con exposiciones sur y suroeste y con unos rendimientos de sobre 5000 kg / ha, la hacen de manera orgánica y sostenible, sin utilizar productos sistémicos, sólo con tratamientos con cobre y azufre,  de forma tradicional como siempre lo hizo Carlo. En la bodega trabajan el fruto de manera igualmente artesanal y manual conservando así toda su integridad y calidad, fermentando con las levaduras nativas, sin control de temperatura, en depósitos de cemento, con largas crianzas en madera usada y sin hacer más adiciones que una pequeña dosis de azufre en el embotellado (sobre 25-30 mg/L), que se hace sin clarificar ni filtrar. 

Los vinos que producen son todos definidos, puros y vitales. Son vinos tintos con una espina dorsal de carácter mineral que los atraviesa y aporta miles de capas aromáticas, capas que hacen de estos vinos maravillas brillantes y dimensionadas al máximos. Aparecen elegantes y finos aromas frescos de carácter alpino a frutos rojos y flores silvestres, con un sinfín de notas terrosas, a pedernal y a tierra húmeda, a hojarasca, a ciruelas en licor, cuero, hoja de té, ahumados, especias... Vinos precisos y rotundos con gran capacidad de envejecimiento. 

A La Store llegaron algunos de sus vinos:

Coste della Sesia del 2016 -  19,70 €  - Las uvas para este vino provienen del viñedo llamado Corticella, en Roasio, con cepas de unos 40 años. Los porcentajes de las variedades son un 70% de Nebbiolo, un 15% de Croatina y un 15% de Vespolina. La vendimia se hizo a mano haciendo una selección en viña hacia mediados se septiembre y la uva despalillada pasó a fermentar con sus levaduras salvajes durante 14 días en depósitos de acero inoxidable sin control de temperatura. La crianza la hizo durante un año, parte en depósitos de cemento y parte en barricas de roble francés usadas de de segundo y tercer año. Se embotella con una pequeña dosis de SO2 (25 mg/L libre), sin clarificación ni filtración alguna. 

Lessona 2015 - 31,80 € / Lessona 2015 MAGNUM - 63 € - la uva con un porcentaje de 95% Nebbiolo y 5% de Vespolina para este vino proviene del viñedo llamado Pizzaguerra, 1,2 ha de viñedos de entre 10 y 15 años con exposiciones sur y sur oeste. Tras la vendimia manual a mediados de octubre el mosto estuvo fermentando de forma natural con sus levaduras salvajes en un depósito de cemento durante 10 días, manteniendo la maceración con las pieles durante 1 mes, sin ningún tipo de control de temperatura. Tras la fermentación maloláctica en mayo-junio, el vino pasó a madurar durante dos años en barricas usadas de roble francés. Se embotella con una pequeña dosis de SO2 (30 mg/L libre), sin clarificación ni filtración. 


Bramaterra 2015 - 30,85 € / Bramaterra 2015 MAGNUM - 61,50 € / Bramaterra 2006 - 51,80 € - Vino compuesto por uva 70% de Nebbiolo, 20% de Croatina y un 10% de Vespolina procedentes del viñedo Cottignano situado en Masserano, un viñedo con cepas de 15 a 50 años de edad. La vendimia se realizó a mediados de octubre y la fermentación en depósitos de cemento duró 18 días, con sus levaduras salvajes y sin control de temperatura. Tras la fermentación maloláctica en mayo-junio, el vino pasó a madurar durante dos años en barricas usadas de roble francés. De este vino se suelen elaborar entre 3.500 y 4.000 botellas cada año. Se embotella con una pequeña dosis de SO2 (25 mg/L libre), sin clarificación ni filtración. 





(Fotos del viñedo de MFM Wine Co.)

Etiquetas: