Monvínic Store Blog - El Club 70 de Marzo 2019

Por Monvínic Store

¿QUÉ HAY EN LA CAJA ESTE MES?

Cambridge Road Vineyard CloudWalker White 2016

Martinborough / Isla Norte / Nueva Zelanda

Hay una nueva generación de jóvenes viticultores en Nueva Zelanda que están trabajando con una filosofía dinámica y energética en busca de producir vinos más puros y representativos de ese país. El enólogo Lance Redgwell  es uno de los impulsores e inspiradores de esta pequeña revolución junto a pequeños productores como Theo Coles de The Hermit Ram y Alex Craighead de Kindeli, un grupo de viñateros que están creando un nuevo estilo de vino más artesanal y auténtico teniendo como referencia a la vitivinicultura más tradicional europea.
Tras estar dando vueltas por el mundo trabajando en bodegas como Beaux Freres en Oregón, Piper's Brook en Tasmania y Neudorf en Nelson, y tras pasar por Europa y estudiar agricultura biodinámica en el año 2003 estando cerca del productor neozelandés James Millton de Gisborne, Lance decidió establecerse en Wairarapa, en la fresca región de Martinborough (Wellington), al sur de la isla norte de Nueva Zelanda, para crear su pequeña bodega Cambridge Road.
Escogió este sitio porque Wairarapa una de las regiones más antiguas en el cultivo de la viña en Nueva Zelanda. Allí importantes bodegas, como Ata Rangi, Dry River o Martinborough Vineyards, son un importante precedente ya que han estado años haciendo equilibrados y perfilados vinos. Lance encontró una parcela con viejas cepas de Pinot Noir y Syrah, un viñedo de 2,23 has llamado Fraser Block que se plantó en el año 1986, por lo que es uno de los primeros de este país. En esta región el clima es suficientemente frío para la Pinot Noir y a la vez tiene el calor suficiente para la buena maduración de la Syrah. La Pinot Noir aquí tienen un perfil más salvaje y aparecen notas herbáceas y terrosas. La Syrah es más elegante y especiada, con notas a fruta negra, a regaliz y  anís, flores silvestres…. Cultiva también otras parcelas con la famosa variedad blanca Sauvignon Blanc y también con Pinot Gris, una variedad con la que se están creando ahora muy buenos vinos allí.
El foco lo pone en la agricultura, dedicada y manual, un cultivo que sigue los principios de la Biodinámica. Emplea técnicas de elaboración artesanal, técnicas más tradicionales en Europa que en Nueva Zelanda, un tipo de trabajo que favorece la producción de vinos con interferencia mínima, manteniendo, en la mayor medida, la integridad e identidad del fruto, sin aditivos ni tecnicismos.
Hace micro vinificaciones de vinos que fermentan de forma natural, de manera  minimalista, sin control de temperatura ni levaduras seleccionadas. Está experimentando con un prototipo de fermentador esférico y acaba de introducir en la región el primer fermentador en forma de huevo de cerámica. Sus vinos los  embotellan sin filtrar ni clarificar y con dosis mínimas de sulfuroso o, si se puede, directamente sin añadir nada. Hace vinos frescos, ácidos, crujientes, llenos de energía y vida, muy expresivos y perfumados.

¿Con qué, cómo y cuándo lo bebo?

Este CloudWalker White 2016 qu te manda este mes Super Cyclo está elaborado con un 70% de Sauvignon Blanc, un 20% de Pinot Noir y un 10% de Riesling procedentes de viñedos de entre 20 y 30 años situados en Mahana de Nelson y Vynfields & Cambridge Road de Martinborough. Es un vino blanco muy especial hecho con una larga maceración con las pieles y una posterior crianza con las lías durante 10 meses. Se embotelló sin filtrar ni clarificar y con una dosis mínima de sulfuroso. Vino de perfil “orange” con mucha textura y un perfil fresco y afrutado, pura uva energética llena de sabores a fruta de hueso, cítricos maduros, levadura, hierbas aromáticas, especias... tómalo solo como aperitivo con unas latas de marisco o una olivas, si quieres que acompañe una comida estará muy bien con pescado blanco al horno o algún arroz con pollo y verduras, pero seguro que queda genial con algún plato neozelandés como unas Whitebait Fritter (tortillas de huevo con pescado y tomates) o un Fish and chips.

 

La Araucaria Paraje La Perdoma 2017

Valle de la Orotava / Tenerife / Islas Canarias / España

Dolores Cabrera Fernández trabaja desde hace años en el Valle de la Orotava, un Valle donde la vitivinicultura es muy antigua y su Denominación de Origen es también la primera de la isla de Tenerife (1995), la mayor de las Islas Canarias. Dolores estudió viticultura en la Escuela Capacitación Agraria en Tacoronte (al este de La Orotava) y trabajó como viticultora principal en Bodegas Monje durante 10 años mientras vendía sus uvas propias a productores más grandes de la Isla. En 2014 decidió hacer sus propios vinos y llamó a su proyecto "La Araucaria", haciendo referencia a un tipo de árbol nativo de estas Islas atlánticas y del que tienen un bonito representante en la bodega. Con los vinos que elabora en "La Araucaria" desarrolla un enfoque singular y artesanal de la impresionante uva autóctona Listan Negro y una expresión pura del terruño volcánico de Tenerife. 
Los viñedos de Dolores están situados en las laderas del volcán Teide, cerca del pueblo de La Perdoma, mirando hacia el océano,  unas cepas que siempre se han trabajado orgánicamente. Dolores es una activa defensora del cultivo orgánico y hace una difusión energética en la isla para conseguir que más agricultores sigan esta línea. Hoy en día son impresionantes cepas centenarias conducidas enredadas con el tradicional y exclusivo de esa región método 'cordón trenzado' donde las cepas y sarmientos se trenzan entre sí y se apoyan en postes verticales para facilitar una mejor aireación, un método muy antiguo para luchar contra la humedad que se desarrolla en ese lugar ya que junto al terreno volcánico hay gran cantidad de arcilla que retiene agua. Las trenzas de las viñas más antiguas pueden alcanzar hasta los 22 metros de longitud… una locura.

¿Con qué, cómo y cuándo lo bebo?

Dolores cultiva cuatro viñedos separados dentro de la DO y los vinos los embotella con el nombre de cada pueblo; en la parte baja a unos 300 metros de altitud está el viñedo centenario de La Haza y el de Montijo, que tiene sus cepas más “jóvenes” de 50 años; en la parte alta sobre los 500 metros de altitud están los viñedos centenarios de Hacienda Perdida y San Antonio.  Dolores vinifica cada viñedos por separado. Este vino Paraje La Perdoma que te manda este mes Super Cyclo está elaborado con uva procedente de estos diferentes cuatro viñedos alrededor del pueblo de La Perdoma.  Las uvas se vendimiaron a mano a mediados de otoño y fermentaron con sus levaduras salvajes en un depósito de acero mediante una maceración carbónica manteniendo los racimos enteros durante 10 días. Después el vino siguió fermentando y madurando durante 6 meses en el depósito. Se embotelló sin clarificar  y sin filtrar y con una pequeña dosis mínima de SO2 agregado para mantener toda su personalidad. 
Es un vino tinto de perfil delicado y fluido de aromas frescos a frutillos del bosque y flores y hierbas silvestres, con sabores terrosos y minerales que le aportan mucha complejidad, muestra una identidad propia de los vinos atlánticos con una vitalidad infinita. Tómalo fresco sobre los 14-16ºC y en copas grandes de estilo borgoña. Bébelo con algún plato canario rico como unas buenas papas a la parrilla con mojo picón y un estofado de carne.

 

Domaine Mercati Gaetano 2009

Zakynthos / Islas Jónicas / Grecia

Una tradición recuperada en el archipiélago de las Islas Jónicas: la historia del pequeño Domaine Merkatis o Mercati tiene sus raíces en el siglo XVIII. Está situado en una de las islas Jónicas llamada Zákinthos, u otros muchos nombres como Zante o “flor de Levante". Es un lugar paradisíaco con playas idílicas de arena y acantilados al oeste de Grecia, en el mar Jónico. Hace unos cuantos años Lorenzo Mercati sembró unas pocas hectáreas de viñedo para salvar la tradición vitivinícola familiar y, sobre todo, el estilo tan singular y ya casi perdido de los vinos tradicionales de la isla, unos vinos que siempre fueron elaborados mediante un largo envejecimiento en barricas viejas de madera, un envejecimiento oxidativo que estaba acompañado en muchos periodos por una crianza biológica bajo velo. Hoy en día es Eleni Mercati la que se encarga del cultivo de las 1,2 ha de viñedos y de la elaboración de estos vinos míticos.
Las variedades plantadas son las tradicionales y ya casi desaparecidas Goustolidi (Vostilidi de Cephalonia), allí conocida como Gaetano, o la Zakynthino, en la isla llamada Paolo, nombres que hacen referencia a la estrecha e histórica vinculación que estas islas han tenido con Italia. Los viñedos que cultiva esta bodega de forma orgánica están compuestos por suelos de arcilla blanca bentonita, un tipo de terreno con gran cantidad filosilicato, un mineral de arcilla principalmente compuesta de silicio, aluminio, magnesio y calcio. Allí crecen viejas cepas de pie franco que hoy en día tienen una media de edad de entre 70 y 80 años. Están situados a unos 500 m de altitud, en lugares con un microclima mediterráneo algo húmedo y fresco ya que están refrescados por fuertes vientos marítimos. 

¿Con qué, cómo y cuándo lo bebo?

A Monvinic Store hace algún tiempo que llegaron sus vinos y el que aquí te envía Super Cyclo es Gaetano del 2009. Es un vino blanco muy poco convencionales, de carácter oxidativo y biológico, muy sápido y expresivo, similar a los Vin Jaune del Jura, pero con unos aromas y sabores vinculados plenamente al Mediterráneo, con notas a garriga como laurel, manzanilla, olivo y mirto, con recuerdos maduros a fruta compotada, yodo, miel y frutos secos, con una boca llena de voluptuosidad acompañada por una acidez vertebradora y una sensación salina que generan un posgusto eterno. Grandísimo vino lleno de historia para beber a sorbitos a una temperatura de 16-18 ºC y en copas suficientemente grandes como para que vayan respirando. Aunque no está encabezado, por su intensidad y la influencia de la crianza biológica bajo velo es mejor ir disfrutándolo en diversos días, incluso meses, estos vinos de Domaine Mercati son vinos inmutables que con el oxígenos se crecen. Si eres capaz de estirar la botella sin beberlo todo, al cabo de un mes está en algún lugar muy interesante. Tómalo como aperitivo, un poquito, acompañando unas anchoas o unas sardinas en aceite, un poco de queso de patata seca, con unos calamares rebozados, gambas a la brasa... estará maravilloso con algún plato  de la gastronomía de las griegas como unos Barbounia (salmonetes) acompañados de berenjenas Imam Baildi.

 

¿QUÉ ES EL CLUB 70?

Con los vinos del Club 70 vas a ascender a lugares aún desconocidos… abre tu mente a vinos nuevos hechos de diferentes maneras, la mayoría maneras ancestrales y casi perdidas…  descubre una nueva dimensión del vino puro y esencial. Pura uva.

 

¿NO ERES DEL CLUB 70? ¡APÚNTATE!

Etiquetas: