Monvínic Store Blog - El Club 70 de Julio 2019

Por Monvínic Store

¿QUÉ HAY EN LA CAJA ESTE MES?


Weingut Odinstal Riesling 120 N.N. 2016

Wachenheim / Pfalz / Germany

"Große Weine entstehen immer mit der Natur, nicht gegen sie"

Odinstal es una bodega con prácticas de cultivo en biodinámica situada en la montaña de un legendario pueblo llamado Wachenheim. El viñatero Andreas Schumann cultiva los viñedos y vinifica los vinos manteniéndose firme en sus creencias sobre lo que es un vino artesanal en toda su dimensión, aun cuando estos métodos resultan ser mucho más costosos o difíciles que los comunes.

La finca Odinstal es una de las fincas ecológicas más importantes de Alemania. La creó en 1802 el alcalde de Wachenheim, Johann Ludwig Wolf, con la intención de tener un lugar único para plantar vides. La propiedad cubre aproximadamente 20 ha, de ellas aproximadamente 10 ha son de bosque mixto, 5 ha de prados y las otras 5 ha restantes son viñedos, por lo que las cepas coexisten en una biodiversidad especial y equilibradora de flora y fauna. Esta finca, tras pasar por diferentes propietarios, en 1998 la compró Thomas Hensel y el año 2004 marca el comienzo de una nueva etapa basado en la calidad y la autenticidad de los vinos ya que desde entonces está dirigida por Andreas, un viticultor con gran experiencia que ha estado trabajando en otras importantes bodegas alemanas de línea artesanal como Dr. Bürklin –Wolf o Wittmann.

Viticultura "con la naturaleza" es su lema. La mayoría del viñedo es un único viñedo a modo de “monopole” ubicado a 350 metros sobre el nivel del mar, por lo que es la zona más alta de Medio Haardt y de la región del Palatinado en general, hasta 200 metros por encima de otros viñedos de Wachenheimer. Esta característica le permite tener un microclima único más frío y equilibrado que permite que las uvas maduren más lentamente, unas condiciones climáticas que, junto al cultivo manual y orgánico y los muy bajos rendimientos (30hl / ha),  le permiten tener una fruta óptima para producir vinos secos intensamente aromáticos y concentrados y sin ser demasiado opulentos o escasos en acidez.
Es un territorio con varios tipos de suelos diferentes: los de basalto (Basalt), un tipo de suelo muy mineral que produce Riesling intensamente perfumado, los puros calcáreos (Muschelkalk) y los muy pobres de arenisca roja (Buntsandstein), una diversidad de suelos bastante inusual en la región de Pfalz.

La tierra ha sido cultivada orgánicamente desde los años 90 y con una viticultutra en Biodinámica desde 2006, renunciando a los pesticidas químicos sintéticos y a los fertilizantes. Como explica Andreas "… con la naturaleza significa ver, comprender y respetar los ritmos y procesos naturales. La mayor biodiversidad posible en la flora y la fauna crea un ecosistema funcional, un ciclo agrícola que ofrece productos característicos y auténticos casi todos los años. Este "organismo-granja" se compone no solo de las vides y las personas que se preocupan por ellos, sino también de las plantas que están en el viñedo, de los árboles frutales, de las tierras forestales, del ganado, de las abejas, de los prados, los insectos y las aves que influyen en la huella digital de este "individuo" y por los que el rendimiento y la vitalidad prevalecen…”. Las podas son muy poco intensas e incluso hace unos vinos, los llamados Stufe 1, que proceden de un viñedo que no está conducido desde el año 2008, un viñedo “salvaje” donde la vid, como planta trepadora, campa a sus anchas y genera unas bayas pequeñas, irregulares, dispersadas e intensamente aromáticas… “un vino filigrana”…

Este trabajo tan dedicado de Andreas está recompensado consiguiendo un estilo propio con unos vinos únicos llenos de complejidad, dimensión y pureza. Cada vino representa el más alto nivel de calidad al que pueden aspirar.

 

¿Con qué, cómo y cuándo lo bebo?

Andreas mantiene en la vinificación en la bodega esta misma filosofía de un intervencionismo mínimo. Las uvas, vendimiadas a mano y en diversas pasadas según su madurez, se procesan y vivifican individualmente por parcelas. Se prensan suavemente, se deja macerar los mostos con las pieles y fermentan lentamente con sus levaduras naturales salvajes. Una vez están elaborados, los vinos envejecen un largo periodo en contacto con las lías fías y en año nuevo se separan de las levaduras. Tras el embotellado, siguen madurando en la botella durante medio año más antes de salir en al mercado. Este 120 N.N. que te envía Super Cyclo está hecho con uva  Riesling que proviene de varias parcelas diferentes de la finca con una altitud sobre 120 metros y con plantas de unos 30 años, vides plantadas sobre suelos diversos de basalto, arcilla calcárea, piedra caliza y arenisca. El mosto estudio macerando en contacto con las pieles durante 8 horas antes de fermentar de forma natural dentro de una pequeña tina de inox. Tras la fermentación maloláctica, el vino permaneció en contacto con las lías durante 9 meses más. Para su embotellado se agregó una dosis mínima de azufre.
Es un vino blanco lleno de la densidad y potencia propia de esta región del Palatinado, pero se muestra muy fresco y equilibrado, un vino todavía joven pero la rebosar de encanto y accesibilidad. Regala aromas y sabores a lichi, melón dulce y pera, con notas a flores blancas y pedernal. Los vinos de esta bodega siempre necesitan un poco de tiempo para madurar en la botella, pero con este vino ya podrás ver la vitalidad y la gran tensión interior que atesoran. Bébelo no muy frío, sobre 12- 14ºC y en copas grandes de tipo vertical. Puedes tomarlo acompañando una gran variedad de platos sabrosos como marisco, ceviches, pescados al horno, ahumados, con platos de carne de ave, con quesos de pasta blanda y corteza lavada... y estará genial con algún plato de esa región alemana como formando parte del rico aperitivo tradicional Weck, Worscht un Woi. Prost!!!

 

Vinos en Voz Baja Costumbres Blanco 2017

Aldeanueva de Ebro / La Rioja Baja / España

Carlos Mazo es uno de esos jóvenes viñateros riojanos que más están contribuyendo en una nueva concepción en la vitivinicultura de esa región, una nueva línea de trabajo que se centra en la tierra y en el oficio, en la recuperación de las tradiciones y en hacer vino auténtico. Y además lo hace en la Rioja Baja, en la zona de producción de La Rioja más maltratada y peor considerada, una zona cálida, seca y llana que forma parte del Valle del Ebro y donde durante la replantación posfiloxérica se cultivó de forma masiva una Garnacha productiva que se convirtió en la variedad más plantada en ese territorio histórico. Allí hay extensos viñedos en planície con suelos aluviales que durante muchos años han estado cultivando buscando grandes rendimientos. Pero, afortunadamente, en esta parte de la Rioja Baja, o Rioja Oriental como se la denomina ahora, se han conservado unos pocos viejos viñedos en vaso que durante generaciones familias de pequeños agricultores han mantenido vivos realizando un cultivo manual y orgánico.

Son éstos los viñedos que una nueva generación de jóvenes viticultores están recuperando y cultivando artesanalmente para que estas cepas cansadas y maltrechas les den uvas de calidad que puedan mostrar la esencia de este lugar. Son a partir de estos viñedos con los que Carlos puso en marcha de su pequeño proyecto llamado Vinos en Voz Baja. El garaje de su casa, que utiliza como bodega, está en Aldeanueva de Ebro, a 14 km de Alfaro, uno de los municipios con mayor extensión de viñedos de toda la región. Alrededor del pueblo la familia de Carlos tiene 8 pequeñas parcelas plantadas con las variedades autóctonas Garnacha, Graciano, Viura y Pasera. Son parcelas singulares situadas en diferentes municipios como Aldeanueva, Autol, Alcanadre, Ausejo, Alfaro o Calahorra, la mayoría con gran número de cantos rodados en el suelo. Los terrenos se cultivan de forma manual y ecológica, sin herbicidas ni pesticidas. La vinificación de los vinos es igualmente manual, la hace de forma parcelaria y con la ayuda de la familia y los amigos, como es tradición, como él dice, con “tecnología puntera”… Las fermentaciones las hace por parcelas, con parte del raspón, en barricas abiertas, con sus levaduras autóctonas, hace crianzas en barricas de madera usada… todo sin más aditivos enológicos, sólo una dosis mínima de SO2 en el embotellado.

¿Con qué, cómo y cuándo lo bebo?

De este vino blanco que te manda Super Cyclo Carlos hace cada año apenas 800 botellas. Está elaborado con uva de la variedad Viura y un poco de la casi desaparecida cepa autóctona llamada Pasera, uvas procedentes de vides de más de 60 años situadas en los parajes de Las Planas y Yasa de las Cuevas-Montote. La parcela de donde procede la uva Viura es de suelos de textura franco-gruesa con partes de suelo calcáreo y la de uva Pasera tiene suelos de textura arcillo-limosa con capas de arenisca. El mosto fermenta  de forma natural con sus levaduras salvajes en barricas usadas de madera de roble, y, a medida que va transcurriendo la fermentación, van separando el mosto de las pieles para que termine de fermentar sin control de temperatura en las barricas cerradas. Allí permanece 8 meses más madurando hasta su embotellado, que se hace sin filtraciones y con una pequeña dosis de sulfuroso. Es un vino blanco de perfil alargado, con una acidez marcada, un vino con un carácter aromático austero y salino, de sutiles notas a cítricos y hierba de monte como manzanilla, anís y  romero, a flores blancas y a pedernal. Necesita bastante tiempo para ir respirando y mostrándose, así que, si hay que beberlo de una vez, mejor decantarlo. Un vino blanco de carácter tradicional con un largo recorrido en la botella si prefieres guardarlo unos años. Tómalo fresco sobre los 12-14ºC y en copas grandes para que pueda ir abriéndose poco a poco. Estará genial beberlo junto a platos delicados y ricos de pescado y carne blanca, como unas mongetes del Ganxet con Kokotxas o un pollo rustido, y estará muy rico con algún plato del lugar como unas truchas o un bacalao a la riojana.

 

Bodega De la Riva Fino "La Riva" Balbaína Alta NV

Pago Balbaína Alta / Jerez de la Frontera / Cádiz / Andalucía

La histórica marca Manuel Antonio De la Riva había pertenecido a la familia De La Riva durante años siendo propietaria de 53 hectáreas de viñedo en el Pago Macharnudo y elaborando vinos de gran calidad como el Fino Tres Palmas, Viña Sabel y el Fino "La Riva". En los años 70 la marca Domecq compró la bodega y tras el desmembramiento de esta gran bodega, por suerte, en el año 2016, acabó en manos de dos de los viñateros más inquietos, incitadores y dinámicos del Marco de Jerez; Ramiro Ibáñez Espinar de Cota 45 y Willy Pérez Vega de Bodegas Luis Pérez.  Estos dos enólogos están haciendo una labor impagable en la recuperación de la identidad de ese territorio, de sus suelos, de la gente que siempre trabajó la tierra, los mayeteros, y de la gran historia de los vinos. Si te interesa su labor, a parte de sus fantásticos vinos, no te pierdas todo el contenido necesario que están creando bajo el nombre de Los Sobrinos de Haurie, por ahora puedes descargar la parte que habla de "Las Añadas en el Marco de Jerez" en su web. 

Este proyecto de De La Riva les permite hacer vinos diferentes de los que están creando en sus proyectos personales, recuperando las maneras de las vinificaciones antiguas de Jerez y el trabajo en Pagos históricos como Marcharnudo. Hasta la fecha han puesto en el mercado 4 vinos, dos de elaboración propia, como su vino blanco La Riva Macharnudo del 2016 del que apenas hicieron 400 botellas, un vino hecho como siempre lo hizo esta bodega, con uvas Palomino de la viña El Notario, en Macharnudo Alto, uvas asoleadas durante ocho horas para favorecer un estilo de vino estructurado y opulento, un vino que pasaba casi un año madurando en bota bajo velo de flor.  Y también el Fino "La Riva", el que aquí te envía Super Cyclo.

Los otros dos vinos que han puesto en el mercado pertenecen a la gama de Soleras de "almacenista" que han ido comprando poco a poco y en muy poca cantidad con la intención de hacer vinos antiguos llenos de identidad e historia, vinos como La Riva Oloroso Viejísimo que procede de una vieja Solera de la desaparecida Bodega Cuvillo & Cía de El Puerto de Santa María, y La Riva Moscatel Viejísimo Loma Baja, una locura de vino dulce único que proviene de una reserva familiar del Moscatel Pico Plata Añejo que consiguieron guardar los Hermanos Florido.

¿Con qué, cómo y cuándo lo bebo?

La uva para hacer este Fino proviene del viñedo de Balbaína Alta, el pago jerezano más cercano a la costa, a apenas 10 km del mar y a unos 65 m de altitud. Es de la parte norte de Balbaína, de la viña La Campanilla de 3,5 ha, un viñedo de suelos calcáreos puros de albariza parda sobre tosca cerrada. Tras la vendimia a mediados de septiembre el mosto fermentó en una tina de acero inoxidable. La media de crianza es de 10 años y proviene de una Solera de 1/5 botas. Tiene un trabajo menos dinámico en cuanto a los movimientos entre Criaderas y Solera y solo se hace una saca anual, por lo que es un vino de carácter concentrado y sápido al estilo tradicional jerezano más estático. Se embotellaron 1500 botellas en Octubre del 2017.

Es un vino blanco encabezado de 15 % vol. de alcohol y con una larga crianza biológica, un vino de perfil clásico y muy complejo que mantiene gran frescor de aromas punzantes a velo de flor, tiza, hierba seca, esparto, yodo y notas marinas, de sabor salado intenso, algo amargo, equilibrado y sabroso, con un largo final persistente con recuerdos a nueces, almendras y azafrán. Tómalo no muy frío, sobre 12-14ºC estará genial, en copas de tipo vertical sirviendo muy poco para que vaya abriéndose poco a poco y el alcohol no se imponga. Lo puedes tomar acompañando solo algo de aperitivo, o que te invada la locura total junto a calamares a la andaluza, cazón, una tortillita de camarones, unas gambas a la plancha, mojama o algo de jamón...  si quieres combinarlo con algún plato estará de maravilla con cualquier plato con marisco y pescado como unas Papas con chocos o pescado Urta a la Roteña.

 

 

¿QUÉ ES EL CLUB 70?

Con los vinos del Club 70 vas a ascender a lugares aún desconocidos… abre tu mente a vinos nuevos hechos de diferentes maneras, la mayoría maneras ancestrales y casi perdidas…  descubre una nueva dimensión del vino puro y esencial. Pura uva.

 

¿NO ERES DEL CLUB 70? ¡APÚNTATE!

Etiquetas: