Monvínic Store Blog - El Club 70 de Febrero 2019

Por Monvínic Store

¿QUÉ HAY EN LA CAJA ESTE MES?

 

Mas de la Pansa Mètode Ancestral Rosat de Trepat 2016

Barberà de la Conca / Conca de Barberà / Catalunya

Mas de la Pasa nace de la intención de la viticultora Imma Soler de recuperar los viñedos olvidados de la familia de la finca Mas de la Pansa situada en el Viver de Cellers  de la comarca Conca de Barberà, unos viñedos plantados con las variedades autóctonas de la zona Trepat y Parellada y elaborar así vino como lo hizo su familia tradicionalmente antes de vender la uva a la cooperativa. Con esta propuesta Imma consigue embarcarse, con el apoyo de su familia, en un proyecto ilusiónate y lleno de energía volviendo a dar a cada lugar su potencial e identidad.

PAIRS WELL WITH ¿Con qué, cómo y cuándo lo bebo?

Para hacer este espumoso rosado, la vendimia de la uva Trepat se hizo a finales de octubre del 2016 ya que la maduración es muy tardana, el mosto pasó a fermentar en una bota de roble y se embotelló el 7 de noviembre para que acabara la primera fermentación y permaneciera madurando en la botella en rima hasta finales de mayo del 2017 cuando se hizo el degüelle. Este espumoso, como dice Imma, “es una manera fresca y divertida de beber y conocer esta variedad".
Es un rosado del color rosa pálido con muy poca graduación teniendo apenas 9 % Vol. Alcohol, lo que lo convierte en un vino ligero, fresco y afrutrado, con delicados aromas varietales a fruta roja confitada, hierba seca, con notas a regaliz y canela. Tómalo frío sobre los 8-10ºC y en copas grandes de estilo vertical y bébelo acompañando un buen aperitivos como encurtidos, latas de mariscos, boquerones,con quesos suaves de cabra… y acompañará a la perfección una coca de Montblanc a base de conejo asado con sofrito de cebolla y tomates, aceitunas verdes y nueces picadas, tomillo y cilantro…

 

Louis-Antoine Luyt Clos Ouvert Otoño 2013

Cauquenes/ Valle del Maule/ Chile

En Chile hace unos pocos años que se está dando una auténtica revolución en el mundo del vino artesanal chileno que actualmente ya está llegando a la consideración internacional que se merce.  Siguiendo el rastro de los tradicionales y auténticos vino pipeños algunos pequeños productores del país fueron a buscar viejos viñedos en las zonas más frescas y con mayor altitud de Chile, lugares casi abandonados en zonas rurales situados sobre todo en las regiones del Sur el país. Esta zona del Sur, conocida como Región de Secano, va desde el Valle del Maule, la llamada VII Región, con sus provincias Cauquenes, Curicó, Linares y Talca, hacia abajo, hacia los Valles de Itata y Bío-Bío. En estas zonas sur más frías los suelos son más pobres, de granito, esquisto, pizarra o de origen volcánico y allí se han conservado gran número de viejos viñedos de pequeños agricultores independientes que durante muchos años los han cultivado de manera artesanal, la mayoría de cepas centenarias de pie franco que son auténtico patrimonio.

De entre todos estos pequeños viticultores ilusionados  revolucionarios hay que destacar la labor pionera de Louis-Antoine Luyt, vigneron de origen borgoñón y formado en la bodega Marcel Lapierre en Morgon, un enólogo lleno de energía  que se instaló en el Valle del Maule ya en el 2006 para convertirse en uno de los principales viñateros impulsores de este resurgimiento de la viticultura más ancestral chilena y de la elaboración independiente de vino. Con su trabajo resucitó comercialmente la rústica uva País haciendo grandes vinos, primero en el 2007 con Clos Ouvert Huasa en Cauquenes y después, junto a Lapierre, su País de Quenehuao, un vino crujiente y lleno de fruta fresca hecho con maceración carbónica a la manera del Beaujolais.

Louis-Antoine lleva ya años trabajando con pequeños agricultores y viñateros de las regiones más antiguas del Valle Central y de la Región Sur. Cuando llegó a Chile inicialmente creó Clos Ouvert con dos socios más. Tras el devastador terremoto del 2010 y la retirada de sus socios, él se quedó en el país para poner aún más proyectos en marcha y seguir elaborando vinos naturales a partir de viejos viñedos de campesinos del lugar cultivados siempre de forma orgánica, sin pesticidas, sin abonos químicos ni irrigación, “tinto de rulo” se llaman allí a los viñedos sin riego. De esta manera han mantenido durante siglos el equilibrio de la viña, han tenido una uva sana y hoy en día grandes impulsores como Luyt han podido conseguir en sus vinos la expresión más pura de esos lugares.

PAIRS WELL WITH ¿Con qué, cómo y cuándo lo bebo?

Este Clos Ouvert Otoño 2013 que te envía Super Cyclo es un claro ejemplo de estos vinos puros y auténticos que ha estado elaborando Luyt durante estos años. Está hecho con cepas de unos 150 años con un coupage de un 35% de País, un 35% Carménère y un 30% Cabernet Syrah, Cinsault y Malbec. Es un vino tinto de vinificación sencilla, sin tecnología, con la mínima intervención, como se hacía antiguamente. La uva se vendimió a mano, uva sana y fresca que originó un vino perfumado y fluido. La uva se pisó con los pies y se estrujó con las manos sobre zarandas, se hizo una con maceración corta, el mosto fermentó con sus levaduras autóctonas en un depósito de cemento, luego pasó a madurar parte en el depósito y parte en barricas viejas. Toda la vinificación se hizo sin sulfuroso y se embotelló sin filtrados ni clarificaciones, puro zumo de uva.

Es un vino tinto muy especial, lleno de matices y aromas que resultan desconocidos si no se han probado antes estos vinos pipeños chilenos, con aromas vegetales desconocidos y a fruta silvestre roja y ácida, con notas a hoja de tabaco y cerezas en licor, a tierra húmeda y hojarasca… bébelo algo fresco sobre los 16 ºC y en copas grandes de estilo borgoñón, sirviendo poco y esperando un poco a que se muestre. Lo puedes tomar con platos de carne grasos y contundentes como un estofado de ternera o un bocadillo de porqueta, estará genial cómo no con algún plato tradicional de la cocina chilena como unas mollejas y malayas dela región del Maule.

 

Domaine du Traginer Banyuls Rimage 2017

Banyuls-sur-Mer/ Côte Vermeille/ Roussillon /Francia

Jean François Deu es el propietario de una pequeña bodega de Banyuls, en la parte de la costa conocida como La Marenda  o Côte Vermeille, en la región del Roussillon.  Allí cultiva de forma artesanal 16 hectáreas de viñedo viejo de unos 80 años situados al lado del mar en empinadas terrazas con suelos de esquisto.  De este espectacular viñedo obtiene una uva de gran calidad con la que produce vinos secos y dulces llenos de territorio mediterráneo bajo las denominaciones de origen AOC Collioure, si son secos, y AOC Banyuls, para sus vinos dulces. Se hizo cargo de la bodega familiar en 1975 haciendo el relevo a su tío Anicet quien fue el último conductor de mulas en Banyuls, "traginer" en catalán. Su trabajo en el viñedo sigue siendo totalmente orgánico y tradicional, especialmente desde 1988 cuando volvió a cultivar de forma manual sin más ayuda que la que obtiene trabajando con la mula.

La variedad de uva mayoritaria que tiene plantada es la Grenache Noir (6 hectáreas), pero también cultiva Syrah, Carignan y Mourvèdre y las blancas Grenache Blanc, Moscatel y Malvasia. El vino que te envía este mes Super Cyclo es uno de sus tradicionales vinos dulces AOC Banyuls hechos principalmente con la cepa Grenache Noir. Son vinos elaborados de forma artesanal sin productos enológicos ni tecnicismos, como siempre se hicieron, a partir de fermentaciones con levaduras indígenas y criando los vinos en barricas centenarias de madera muy vieja.  Sólo tienen una pequeña adición de SO2 en el embotellado.

PAIRS WELL WITH ¿Con qué, cómo y cuándo lo bebo?

Este Rimage del 2017 delos dulces es el más fresco y afrutado, está elaborado con un 65% Grenache, un 25% Grenache Gris y un 10% de Carignan procedentes de una de las parcelas que tiene con mayor altitud. Es un vino dulce elaborado mediante el método tradicional de "mutage" a partir de una fortificación con alcohol vínico que para la fermentación, conservando así, parte del azúcar natural del fruto. Un dulce donde está presente la parte más fresca y vital de la uva y la presencia de extracto, con una intensa fragancia mediterránea a fruta negra silvestre, guindas en licor, garriga como tomillo, hoja de higuera, frutos secos y notas minerales y terrosas. Tras la fermentación en una tina de acero inoxidable, ha estado envejeciendo unos meses en barricas y luego se embotelló para pasar a tener una crianza más reductiva. Tómalo algo fresco sobre los 14-16ºC y en copas no muy  poniendo muy acompañando platos y alimentos sabrosos, dulces o salados, como un queso azúl o algún postre francés tradicional como una Clafoutis de cereza o un Coulant de chocolate.

 

¿QUÉ ES EL CLUB 70?

Con los vinos del Club 70 vas a ascender a lugares aún desconocidos… abre tu mente a vinos nuevos hechos de diferentes maneras, la mayoría maneras ancestrales y casi perdidas…  descubre una nueva dimensión del vino puro y esencial. Pura uva.

 

¿NO ERES DEL CLUB 70? ¡APÚNTATE!

Etiquetas: