Monvínic Store Blog - El Club 50 de Septiembre 2018

Por Monvínic Store

WHAT'S IN THE BOX THIS MONTH?

 

ALVAR DE DIOS ACIANO 2015

El Pego / Toro / Castilla y León / España

Alvar de Dios Hernández es un joven zamorano que heredó en 2009 un viñedo de su abuelo, al que todos llamaban “Aciano”. Este vino que te envía Lady Pruïna está hecho en su honor. Alvar empezó a recuperar estas 3 hectáreas de viejas cepas de forma ecológica y ya en 2011 decidió comercializar sus propios vinos.

Los vinos de Alvar están llenos de acidez, profundidad aromática y fluidez. Nos transmiten fruta fresca y delicadeza y nos alejan del perfil tradicional del vino de Toro al que estamos acostumbrados. ¡Aire fresco en Toro! La Tinta de Toro elaborada por Alvar claramente nos ofrece una nueva dimensión en la manera de entender esta zona y los vinos que en ella se pueden generar.

Este viñedo del que hace Aciano se sitúa en el El Pego, en la comarca del río Guareña, al sureste de la provincia de Zamora y de la Denominación de Origen, a unos 30 km al sur de Toro y del río Duero, en la zona conocida como Bajo Duero. En esta zona, que linda con la provincia de Salamanca, tradicionalmente se encontraba la mayor superficie de viñedo viejo que se conservaba en la Denominación, ya que aquí el suelo dista mucho del típico suelo de vega de río propio de la zona más norte de la región. En esta zona de El Pego el suelo tiene una fracción arenosa más pura y fina y se asienta sobre areniscas. Es un terreno profundo y bien drenado, con poca retención de humedad y mucha acidez, un tipo de suelo donde no llegó a prosperar la plaga de la filoxera y donde se conserva gran cantidad de viñedo centenario sin injertar, mucho prefiloxérico. Claramente la calidad de este vino proviene de estas viejas vides de pie franco de Tinta de Toro que los agricultores siguieron cultivando durante muchos, austeras y heroicas supervivientes al paso del tiempo, vides que son capaces de autorregularse ante la dureza del tiempo y que proporcionan muy poco rendimiento y una fruta concentrada de gran calidad. A la maravilla que son estas joyas centenarias, se suma el hecho de que esta zona se sitúa en una importante altitud (en torno a 700 m) que aporta frescor a los vinos y también que cuenta con un clima continental con cambios y oscilaciones de temperatura bruscos que producen una gran concentración y complejidad de aromas los vinos.

PAIRS WELL WITH ¿Con qué, cómo y cuándo me lo bebo?

Este Aciano es un claro exponente de una manera de entender la elaboración del vino buscando la parte más vegetal, ácida, elegante y profunda de los vinos de Toro. Es un vino tinto elaborado con Tinta de Toro procedente de una viña plantada en el 1919 situada en un plato llano. Son unas 3000 cepas o lo que allí serían 6 “alanzadas” (preciosa palabra que es una antigua unidad de medida que representara unas 500 cepas) conducidas desde siempre en vaso mediante el sistema ancestral de la “a codadura”, un sistema que consiste en formar un codo con el sarmiento para introducirlo en la tierra y generar así una nueva vid.

Para este Aciano del 2015 tras la vendimia manual en cajas de 12kg, la uva se vinificó con un 60% aprox de racimo entero. Tras una maceración prefermentativa de unos 4 días, la fermentación se hizo de forma natural con sus propias levaduras indígenas y se realizaron suaves pigeages controlando mucho la intensidad para obtener una suave extracción. La duración total de la maceración y la fermentación fue de entre 15-20 días, un proceso rápido y poco intervencionista que origina un vino vivaz de carácter tánico y un perfil lineal. Estuvo alrededor de un año madurando en barricas usadas y neutras de 300 y 500 L. Se embotelló sin filtración ni clarificación y con una pequeña dosis de sulfuroso. En este vino tinto aparece la fruta roja y negra silvestre con un carácter ácido y están muy presentes las notas vegetales y a sotobosque. Los característicos aromas de los vinos de Toro a bálsamos y regaliz, así como las especias más dulces y las notas ahumadas a crianza, hoja de tabaco y cuero, están presentes pero de una forma sutil y delicada, mezcladas con apuntes a tierra y pedernal.

El proyecto de Alvar nos proporciona vinos llenos de complejidad y sutileza que nos transmiten la grandeza y la historia de esta región vitivinícola. Elabora otros vinos maravillosos como su blanco “Vagüera” hecho también con centenarias cepas de variedades blancas antiguas del pueblo de El Maderal y actualmente recuperando aún más viñedos por Zamora plantados con otras antiguas castas como Bastardo, Rufete, Tincadeira Preta, Mencía y Doña Blanca. En la bodega está trabajando de una manera aún más artesanal y arriesgada introduciendo tinajas para las fermentaciones y tinas grandes de 1000 L para las crianzas. ¡Grande Alvar!

 

TESTALONGA EL BANDITO KING OF GRAPES GRENACHE 2014

Piketberg / Swartland / Sudáfrica

Craig Hawkins hace vino natural, como él dice en sus etiquetas, “made from grapes”. Su presencia en la vitivinicultura de Swartland  está creando una auténtica revolución en toda Sudáfrica. Es un elaborador innovador y arriesgado que estuvo un tiempo trabajando con Eben Sadie a partir del 2006, gran precursor de la vitivinicultura artesanal de esa región y quien le abrió la mente a una nueva manera de interpretar el terroir. Después vino a Europa y estuvo formándose en Francia junto a Tom Lubbe en Domaine Matassa, según dice Craig, su mayor influencia, después en Portugal, en España… volvió a su casa y ya en el año 2008 empezó su propio pequeñísimo proyecto Testalonga elaborando un vino, un Chenin Blanc macerado con las pieles al que llamó El Bandito. Actualmente cultiva en Biodinámica 10 has alquiladas y repartidas por diferentes parcelas en Paardeberg.

Pese a dar vueltas por todo el mundo, Craig tuvo claro que quería cultivar la tierra y hacer vinos en Swartland, su tierra natal. Este es un lugar de viñedo de secano de clima muy muy cálido, en el que se pueden encontrar multitud de microclimas y suelos, los más preciados son los de granito descompuesto o semi-descompuesto y los de pizarra. Allí las cepas han tenido que defenderse y adaptarse completamente al suelo y al clima. Hay plantadas desde hace años gran variedad de cepas de clima cálido, especialmente las francesas del Rhône, como Grenache, Cinsault o Syrah, y entre las blancas especialmente la Chenin Blanc. Durante mucho tiempo estuvo olvidado para la producción de vino de calidad, pero desde hace unos años se está dando un renacimiento con el trabajo de algunos pequeños elaboradores que están explorando el potencial de esta región, un trabajo que ha originado lo que ellos llaman The Swartland Revolution.

 PAIRS WELL WITH ¿Con qué, cómo y cuándo me lo bebo?

Los vinos de Craig son siempre fluidos y frescos pero con mucha complejidad, como éste que te envía este mes Lady Pruïna. Este es el gran reto de Craig. Para él la vinificación ha de ser simple ya que la complejidad real viene del trabajo en el viñedo, de una agricultura artesanal que, junto a un trabajo en la bodega enfocado en minimizar la intervención, deja presente en la mayor medida posible la pureza e identidad del fruto. Lo que él busca es acidez y sabor a la vez. Por eso vendimia la uva lo antes posible para mantener siempre esa parte fresca y vibrante. Son vinos con muy poco grado, apenas 12º tiene esta Garnacha, pero siempre intensos y sabrosos. Cómo lo consigue en un clima cálido y seco como el de Swartland, es donde está la clave. Está claro que controla a la perfección el momento de vendimia ya que consigue hacer vinos realmente frescos a la vez que estructurados, sápidos, con intensidad de aromas y sabores y con una gran capacidad de envejecimiento.

Esta Grenache Kind of Grapes del 2014 se vinificó de forma artesanal, sin adición de ningún producto enológico, con sus levaduras salvajes y sólo con dosis mínimas de SO2 en el embotellado, sin filtrados, sin clarificados y sin nada de nada, sólo uva. Vino puro y extremo. Fermentó y maduró en pequeñas cubas y barricas neutras usadas. Es un vino tinto de carácter lineal, lleno de acidez y sutil mineralidad, fresco y a la vez con un bouquet desarrollado y envolvente, con aromas y sabores a sandía, granada, cerezas en licor, a piel de naranja confitada, tierra húmeda, flores secas, hojarasca, setas… con un largo final amargo y ligeramente dulce… una locura… Tómalo así solo en una copa grande de tipo Borgoña, a unos 14-16ºC, y deja que se oxigene tranquilamente y vaya mostrando toda su delicadeza. Bébelo acompañado de comida sabrosa, perfecto ahora en otoño con un plato de pasta con setas y trufa o algún plato más graso como un tradicional bocadillo sudafricano Bunny Chow de conejo guisado con especies o unas Migas de Teruel. A disfrutar!

 

¿QUÉ ES EL CLUB 50?

Los vinos del Club 50 te harán brotar y regenerar tus gustos sobre el vino con nuevos sabores y perfiles de vino. Serán vinos originales y distintos que te harán viajar a lugares lejanos y te mostrarán otras maneras de entender el vino. 

¿QUIERES SER DEL CLUB 50? ¡APÚNTATE!

Etiquetas: