Monvínic Store Blog - El Club 50 de Abril 2018

Por Monvínic Store

WHAT'S IN THE BOX THIS MONTH?

 

WEINGUT ODISNTAL

SILVANER NATURE 2016

WACHENHEIM/ PALATINADO / ALEMANIA

Odinstal es un pequeño productor biodinámico situado en la montaña del legendario pueblo llamado Wachenheim. Andreas Schumann cultiva los viñedos y vinifica los vinos manteniéndose firme en sus creencias sobre lo que es un vino artesanal en toda su dimensión. La finca Odinstal es una de las fincas trabajadas en Biodinámica más importantes de Alemania. La creó en 1802 el alcalde de Wachenheim, Johann Ludwig Wolf, con la intención de tener un lugar único para plantar vides. La propiedad cubre aproximadamente 20 has, de ellas aproximadamente 10 has son de bosque mixto, 5 has prados y las otras 5 has restantes son viñedos, por lo que coexiste una biodiversidad especial y equilibradora de flora y fauna.

"Große Weine entstehen immer mit der Natur, nicht gegen sie" La tierra ha sido cultivada orgánicamente desde los años 90 y con una viticultura en Biodinámica desde 2006, renunciando a los pesticidas químicos sintéticos y a los fertilizantes. Como explica Andreas "… con la naturaleza significa ver, comprender y respetar los ritmos y procesos naturales. La mayor biodiversidad posible en la flora y la fauna crea un ecosistema funcional, un ciclo agrícola que ofrece productos característicos y auténticos casi todos los años. Este "organismo-granja" se compone no solo de las vides y las personas que se preocupan por ellos, sino también de las plantas que están en el viñedo, de los árboles frutales, de las tierras forestales, del ganado, de las abejas, de los prados, los insectos y las aves que influyen en la huella digital de este "individuo" y por los que el rendimiento y la vitalidad prevalecen…”.

Este trabajo tan dedicado de Andreas está recompensado consiguiendo un estilo propio con unos vinos únicos llenos de complejidad, dimensión y pureza. Cada vino representa el más alto nivel de calidad al que pueden aspirar.             

¿CON QUÉ, CÓMO Y CUÁNDO ME LO BEBO?

 Este mes Lady Pruïna te propone la Cuvée Silvaner Nature 2016. Las uvas, vendimiadas cuidadosamente a mano en diversas pasadas y se vinificaron de forma individual por parcelas. Las uvas se prensaron suavemente y fermentaron en ánforas, lentamente, con sus levaduras autóctonas y con las pieles. Estuvo madurando en contacto con las lías y en año nuevo se separó de las lías y se embotelló sin filtrar ni clarificar y sin adición de sulfuroso. Un vino puro, de perfil afrutado y mineral. Tras el embotellad, siguió madurando en la botella durante medio año más antes de salir en al mercado. Es un vino blanco con muy poco alcohol, apenas 11º, con un equilibro fascinante en boca entre la densidad y la viveza, se aprecia la pulpa de la fruta y la acidez penetrante… en nariz muestra sutiles y complejos aromas a fruta blanca y cítricos, a miel, a té verde, a menta, a flores amarillas y a mantequilla de salvia… Bébelo fresco sobre los 12-14ºC, en copas grandes, de tipo vertical, y tómalo acompañado de algún queso de pasta blanca y corteza enmohecida de sabor intenso, con anchoas, con mojama, con platos de pescado al horno o con algún plato típico alemán como un “schales" (patata rallada al horno con speck y cebolleta).

 

DOMAINE DUFAITRE

CÔTE DE BROUILLY 2015

SAINT-ETIENNE-DES-OUILLÈRES / BEAUJOLAIS / FRANCIA

 Rémi Dufaitre es un joven viticultor del Beaujolais que está produciendo buenos y finos vinos siguiendo la tradición más pura, artesanal e identitaria de la zona, tradición que ya habían retomado hace algún tiempo grandes elaboradores como Marcel Lapierre, Yvon Metras o Jean Folliard, componentes del grupo de viticultores revolucionarios llamado “Gang of Five”, seguidores del histórico Jules Chauvet, y claros referentes a seguir para una nueva generación de viñerones a la que pertenece Rémi.

Él se formó en la agricultura orgánica en el Domaine de Jean-Louis Dutraive y ya en el 2003 se hizo cargo del Domaine de Botheland, en la zona llamada Haut-Beaujolais, a las afueras del pueblo de Saint-Etienne-des-Oullières, en la orilla derecha del Saona. Su primera cosecha elaborando vino natural y sencillo a partir de cultivos orgánicos y rendimientos bajos, , tal y como él lo entendía, fue en el año 2010. Empezó a trabajar de forma artesanal abandonando las levaduras de laboratorio y el SO2, obteniendo una madurez óptima de la uva con un trabajo exhaustivo en el campo y sin tener que chaptalizar los vinos, como es práctica habitual en esta región.

Ahora Rémi y su mujer Laurence están cultivando 10 has de viñedo viejo de Gamay en vaso y una hectárea de Chardonnay. Producen vinos que embotellan dentro de las AOC Brouilly, Côte de Brouilly y Beaujolais Village. El vino que te propone este mes de abril Lady Pruïna es su Côte de Brouilly del año 2015 que procede de viñedos muy  muy viejos de Gamay, de más de 80 años, viejas cepas que crecen sobre suelos de estructura principalmente granítica.

               

¿CON QUÉ, CÓMO Y CUÁNDO ME LO BEBO? 

Este Côte de Brouilly es un vino tinto de perfil fluido y de carácter aromático complejo, con muchas dimensiones. Está vinificado siguiendo el estilo del Beaujolais más tradicional, con una maceración carbónica con la uva entera, en depósitos de 72 hl de cemento liso, sin ningún revestimiento, viejos depósitos que ya estaban en la bodega desde los años 1950 y que siguen utilizando. Tras la fermentación está un tiempo en barricas viejas madurando. Todos los procesos de vinificación se hicieron con la mínima intervención, sin aditivos enológicos, sin control de temperatura, sin filtrados ni clarificados, sólo con una dosis mínima de So2 en el embotellado.

Bébelo fresco, sobre los 16ºC y en copas grandes de estilo borgoñón para que se vaya abriendo, poco a poco irán apareciendo, junto a los aromas y sabores a fresca fruta silvestre ácida, sutiles y complejas notas a ciruelas en licor, flores secas, tierra, hojarasca y especias. Tómalo solo o acompañando algún queso de pasta blanda y corteza enmohecida con algo de evolución, con platos suaves de carne blanca, con una pasta con setas, o una rica “andouillette” de la región del Beaujolais.

 

 

¿QUÉ ES EL CLUB 50?

Los vinos del Club 50 te harán brotar y regenerar tus gustos sobre el vino con nuevos sabores y perfiles de vino. Serán vinos originales y distintos que te harán viajar a lugares lejanos y te mostrarán otras maneras de entender el vino. 

¿QUIERES SER DEL CLUB 50? ¡APÚNTATE!

Etiquetas: