Monvínic Store Blog - Viñedos Herrera Alvarado

Por Delia García

Revitalización vinícola en el Valle de Marga Marga

La tradición vitivinícola en Valle de Marga Marga, situado en la preciosa región marítima de Valparaíso, al norte de Santiago, dentro de la Región Vitícola de Aconcagua, se inició en el s. XVI siendo una de las primeras zona dedicadas al cultivo de la vid en Chile. Pero esta tradición sólo se ha mantenido ligada a la producción más doméstica y artesanal de los campesinos del lugar y con el paso del tiempo se llegó a una situación de olvido y desprestigio.  Este legado es el que ha retomado Arturo Herrera y Carolina Alvarado, la familia Viña Herrera Alvarado. Son dos viñateros activos y luchadores con una fuerte energía dirigida a recuperar las tradiciones y retomar lo más auténtico e identitario del cultivo de la vid en este Valle mejorando la economía de los agricultores del lugar.

Cooperativa Vitivinícola Marga Marga

Con esta intención de revitalización, aunaron esfuerzos y  en el 2015, cuando la expresidenta Michelle Bachelet redujo a tan sólo cinco miembros el mínimo de socios para poder crear una cooperativa, pusieron en marcha en el Fundo San Jorge, sector El Sol de la comuna de Quilpué, la Cooperativa Vitivinícola Marga Marga, una cooperativa compuesta por familias de pequeños viticultores de Casablanca y del Valle de Marga Marga, agricultores de los que algunos conocían la elaboración del vino natural y otros campesinos que cultivaban uva de manera orgánica, aunque no elaboraban vino, son las familias de Los Muñoz-Balbontín, Los Muñoz-Valdez, Herrera-Alvarado y Christopher Holzmann Pisson. Sólo hacen un total de 7.000 botellas al año. De cada viña se hace un vino y ese vino representa a la familia, ya que no se mezclan uvas de las diferentes familias, menos un vino, “el vino de los cooperados” que se hace cada año con uva de todos los productores.

Para la comercialización de sus vinos organizan desde hace 4 años todos los domingos a las 11:00 en la misma bodega Rrab dela  Cooperativa lo que llaman una “Cata Social” con el lema “el vino es para todos”. En ella muestran los viñedos y dan a probar sus vinos de forma gratuita los visitantes  mientras se discuten cuestiones varias sobre la producción de vino, sobre la naturaleza y el modelo de sociedad de consumo… “Alimentación para el cambio…Tomando también se lucha!”

La naturaleza lo entrega todo, nosotros sólo la acompañamos

Arturo dirige la elaboración de vinos en la cooperativa y lo hace con la intención de hacer vinos de calidad naturales, sin pretensiones, honestos, llenos de personalidad y territorio “vinos que nos conectan con nuestra historia, con nuestras raíces”. Los suyos los hacen a partir de dos hectáreas plantadas con cepas centenarias de las variedades Uva País (Cristal), Pinot Noir, Chardonnay y Sauvignon Blanc. Desarrollan un cultivo orgánico utilizando técnicas de la Biodinámica y en la bodega de la cooperativa hacen el vino a mano, sin intervención de química y casi sin maquinaria, con los métodos ancestrales que los campesinos del lugar han mantenido siempre, métodos muy antiguos como la utilización de Zarandas de caña para despalillar las uvas blancas, u otras tan sorprendentes como el llamado “cuero de vaca”, una forma muy antigua de hacer lagares con piel de vaca, el suyo es de Colliguay. Los vinos tintos de País y Pinot Noir están elaborados así. En el lagar de piel de vaca se pisó la uva para estrujarla. Para el País el mosto estuvo 15 días macerando con las pieles, se prensó suavemente en una prensa vertical y después el vino pasó a fermentar y madurar en un depósito de cemento. El Pinot Noir, tras el prensado, el vino estuvo fermentando y criando en viejas barricas, “… ahí empieza el proceso de acompañamiento donde los tiempos no son estrictos, son de acuerdo a las curvas de fermentación en las barricas donde constantemente se está escuchando la fermentación, probando y analizando el proceso”.

“La honestidad de la cepa”

En todos sus vinos este trabajo tan esencial que realizan se traduce en una energía y dimensión de fruta que te traspasa y te abre a nuevas experiencias organolépticas. Son vinos de perfil rústico, con mucho extracto y dimensión, llenos de fluidez y delicadeza, son muy frescos y fragantes, con recuerdos a hierbas y frutos silvestres, con notas terrosas, salinas y anisadas… vinos auténticos que enlazan con ese algo originario que muestran los vinos más puros de Chile. Los has de probar… Ah! las preciosas etiquetas son obra de Carolina

Los vinos en La Store:

Sauvignon Blanc Zaranda 2017

Es un vino blanco con cuerpo y muy texturado, con extracto, de aromas maduros a fruta blanca y de hueso y una sensación salina final que, junto a su marcada acidez refrescante y energética, lo hace muy sápido y equilibrado.

País Oro Negro 2017 

Este vino elaborado con uva País es un vino tinto de perfil rústico pero lleno de sutileza. Con apenas 11,5 % vol. alcohol es de cuerpo fluido y ágil y muestra una preciosa fragancia a frutillos rojos silvestres y plantas y hierbas de monte, con notas terrosas, animales y terciarias muy complejos.  Mejor bébelo en copas grandes de estilo borgoñón y a unos 16ºC.

Pinot Noir Cuero de Vaca 2017

Es un vino tinto hecho con Pinot Noir que muestra un cuerpo pleno con materia, muy sabroso y directo, de perfil rústico y sutil a la vez, de color rojo violeta y de aromas intensos y algo salvajes con una fragancia silvestre a fruta negra madura y hierbas de monte, a especias picantes, balsámicos, notas terrosas y animales… Necesita beberlo algo fresco sobre los 16ºC y en copas grandes tipo Borgoña.