The Hermit Ram Canterbury Skin Fermented Müller-Thurgau 2017

Sea el primero en opinar sobre este producto

20,00 €

Stock: Disponible

Theo Coles hace sus vinos de The Hermit Ram en North Canterbury, un lugar espectacular en la parte centro-este de la Isla Sur de Nueva Zelanda, una región donde los suelos de los riscos están compuestos principalmente de gravas glaciales y, sobre todo, de piedra caliza. Sus vinos son directos y perfumados, pura fruta, pero transmiten una sensación de pureza, una sensación que aporta el suelo calcáreo generando un perfil estirado y sápido similar a los grandes vinos que elabora también en esa zona la bodega de Mike Weersing Pyramid Valley. Theo trabaja como enólogo asesor de varias bodegas en todo el país, pero The Hermit Ram es su proyecto personal, un lugar donde experimentar libremente para buscar el estilo y la dirección de los vinos que él quiere hacer.


“These are basically pre-technology wines”.


Müller Thurgau es una uva muy poco utilizada en Nueva Zelanda. Ampliamente plantada en los años 80, hoy en día quedan muy pocos viñedos y se usa principalmente para hacer mezclas para vinos a granel. Pero Theo le atrajo la idea de elaborar un vino macerado con esta variedad ya denostada y encontró uno de los viñedos más antiguos de Canterbury, un viñedo con cepas de más de 35 años que da unos rendimientos muy bajos. Las uvas se despalillaron y fermentaron de forma espontánea en un pequeño depósito abierto y en un huevo de cemento. La uva del depósito se pisó tras pasar el vino 6 semanas en contacto con la piel y después pasó a viejas barricas neutras donde hizo la fermentación maloláctica de forma natural. La parte que estaba en el huevo de cemento también con las pieles, tras 168 días y después de hacer la maloláctica se prensó suavemente y se mezcló en las barricas con la otra parte, justo antes de embotellarse. Es un vino muy individual, con un perfil marcado de “orange wine”, de color naranja oscuro, de aromas profundos y maduros a fruta tropical y de hueso, energético, ácido y con textura tánica marcada, pero sin ese final algo amargo que caracteriza muchos de estos vinos y sobre todo muy bebible, con apenas 9,5 % vol. alcohol es ¡pura fruta crujiente muy fácil de beber! Field Blend Skin Ferment 2017